Diseño de logos y eslóganes

¿Por qué es necesario un buen diseño para el logo de su negocio?

En primer lugar, se debe saber qué es un logo o logotipo y de qué forma nos va a ayudar a que nuestro negocio tenga éxito. El logo es la imagen de tu negocio para el cliente: éste debe ser reconocible en el primer instante, inspirar confianza y dar una buena imagen de lo que esconde detrás.

Un logo es también uno de los mil y un aspectos de la marca comercial de una compañía o negocio y, por lo tanto, su forma, color, fuentes e imágenes deben ser distinguibles de las de la competencia. En muchas ocasiones, los logos también sirven para identificar organizaciones sin ánimo de lucro y otro tipo de entidades.

Un buen logo debe ser descriptivo, fácil de recordar, ser efectivo incluso si apareciese en blanco y negro y ser susceptible de cambiar su tamaño. En otras palabras:

  1. Un logo es la primera impresión que la gente se lleva de su compañía.
  2. Un logo debe perdurar en el tiempo.
  3. Un logo debe ser original.
  4. Un logo debe tener un aspecto profesional.
  5. Un logo debe reflejar el tiempo y el trabajo que se ha invertido en él.
  6. Un logo es el punto de inicio de toda la imagen corporativa de su negocio.

¿Cumplen los logos que ven arriba estos requisitos?

La respuesta es sí y, seguramente, el 90% de las personas que parasen por la calle para preguntarles sobre el tema serían capaces de nombrar la marca a la que representan en un simple golpe de vista.

Por todos los motivos indicados, invertir en un buen diseño significa ganar en visibilidad, imagen y confianza por parte del cliente y multiplicar los beneficios de su empresa.

 

¿Cuál es el proceso que seguimos a la hora de diseñar un logo?

1.- Encargo del cliente: en primer lugar, se le pedirá al cliente una serie de datos sobre el negocio que va a representar el logo, su encargo, así como los requisitos fundamentales que éste desea para el diseño.

2.- Documentación: nuestros diseñadores se documentarán sobre el campo de trabajo para el que se va a aplicar el logo, su historia, la efectividad de determinados diseños en ese mercado y la situación respecto a la competencia.

3.- Referencias: tras la búsqueda, se tomarán como referencias otros diseños de logo que hayan sido efectivos y se estudiarán los estilos y tendencias del momento en dicho mercado.

4.- Bocetos y conceptos: a continuación, se crearán los primeros bocetos y conceptos asociados al encargo del cliente, siendo en todo momento creativos y sabiendo cómo hacer el diseño más adecuado.

5.- Reflexión sobre el trabajo: después de los primeros bocetos, es necesario tomar un pequeño descanso para dejar las ideas madurar, recibir segundas opiniones y tomar las decisiones finales.

6.- Presentación: finalmente, los diseñadores elegirán si presentar sólo una selección de los logos ideados o bien la colección completa, para que el propio cliente elija finalmente.

¿Quiere conocer el presupuesto y plazo para su proyecto? Contacte con nosotros.